martes, 1 de agosto de 2017

Niños adoptados: pautas de educación, cariño, psicología

¿Cómo educar a un niño adoptado? ¿Es necesario echar mano de la psicología para sobrellevarlo mejor? Por lo general, los niños adoptados suelen pasar por situaciones difíciles que los padres adoptivos desconocen. Y en muchos casos, llegan a su nuevo hogar con carencias físicas y afectivas que podrían marcarles durante el resto de su vida. Para evitarlo, es importante actuar a tiempo.

 

Proceso de adaptación de los niños adoptados, pautas a tener en cuenta

 

Es importante que consigas que la adaptación del niño adoptado a su nuevo hogar sea lo más cómoda y llevadera posible. Y para conseguirlo, debes tener en cuenta unas ciertas pautas. Lo primero es que intentes conocer al máximo su historia. Para entenderlo y ayudarlo, es necesario que sepas lo máximo del niño y que conozcas sus orígenes, por todo lo que ha tenido que pasar hasta entonces.

Es importante también que como madre o padre te pongas en la piel del niño. Si lo haces, podrás comprenderlo mejor y tener una mejor relación a corto y a largo plazo. Es importante además tener en cuenta la edad del niño, puesto que en la fase de la adolescencia es más complicado, pero no por ello imposible. En este caso, la calma y la paciencia son fundamentales, dado que en muchos casos podrían manifestar episodios de rechazo o agresividad hacia sus nuevos padres. Lo que sí es muy necesario y de vital importancia es la comunicación entre ambas partes. Que no existan miedos.

Ponérselo fácil es fundamental y en muchos casos, deberás ser tú el que se adapte y siga un poco su ritmo, para que el niño pueda adaptarse a su nuevo entorno.

El cariño es fundamental y con el tiempo llegará por ambas partes

 

Muchos niños o adolescentes adoptados proceden de orfanatos o familias con problemas, por lo que darles cariño, besos, abrazos o caricias y tener mucha paciencia con ellos es fundamental. Es una manera de unirte a tu hijo y de demostrar que lo quieres. Ayudará a que se deje llevar.

No es un proceso fácil, ni para los padres ni para los niños. En estos casos un psicólogo puede ayudarte a llevarlo mejor, puesto que como te decimos, muchos niños adoptados han sufrido traumas o problemas y necesitan tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario